Uncategorized

Los números del control de la diabetes

Por Eileen B. Wyner, enfermera practicante
Bulfinch Medical Group

Eileen Wyner, NP

A veces creo que equivoqué mi vocación profesional. Debí haberme dedicado a cantar el bingo en Las Vegas. A1C 7, LDL por debajo de 100, azúcar en la sangre en ayunas por debajo de 110… ¿Algún ganador? Hay días en que el control de la diabetes parece ser solo una cuestión de números. Sabemos que se trata de mucho más que eso, pero, sin duda, los números son importantes. Este artículo hará hincapié en los números de la salud cardiovascular.

La enfermedad cardiovascular (ECV) es una posible complicación para los diabéticos. Las personas con diabetes corren por lo menos el doble de riesgo de sufrir un ataque al corazón o un derrame cerebral y tienden a desarrollar ECV a más temprana edad. Las mujeres diabéticas de todas las edades corren mayor riesgo de desarrollar ECV, y las personas con diabetes que ya han sufrido un ataque al corazón corren un riesgo mayor de sufrir un segundo ataque. La buena noticia es que cuando la diabetes está bien controlada se reduce el desarrollo de ECV y, si la ECV aparece, resulta más fácil de tratar.

Dicho esto, debemos señalar que hay ciertos factores de riesgo de ECV que deben tenerse en cuenta. Entre ellos se incluyen los antecedentes familiares de ataque al corazón o derrame cerebral, la obesidad personal y el hábito de fumar. De hecho, solo fumar DUPLICA el riesgo de desarrollar una ECV. Lo mejor que cualquier persona que fume puede hacer por su salud es dejar de fumar.

Para un buen cuidado de la diabetes, es fundamental conocer los valores de la presión arterial (PA) y del colesterol. Es importante mantener la PA controlada para evitar complicaciones como un derrame cerebral, un ataque al corazón y la enfermedad renal. Si ha tenido alguna de esas complicaciones, es especialmente importante mantener la PA dentro de los valores deseados para evitar más daños. En una persona diabética, el valor deseado para la presión arterial es, como máximo, 130/80 mmHg. Es necesario que le controlen la PA cada vez que vea a su proveedor de atención de la salud. Es también buena idea tener un tensiómetro en su casa de modo que pueda controlar su PA semanalmente (su proveedor de atención de la salud puede explicarle los detalles). Además, es conveniente que lleve su propio manguito para medir la PA a sus citas con el médico, así el profesional podrá asegurarse de que sea exacto y de que usted esté usando el aparato en la forma correcta.

Los cambios en el estilo de vida son muy importantes para el control de la PA, aun cuando sus valores estén dentro del objetivo o esté tomando medicamentos para bajarla. Algunos ejemplos de estos cambios son el control del peso, la reducción de la ingesta de sal y la práctica habitual de ejercicio físico. Quizá resulte difícil alcanzar y mantener una PA saludable solamente con los cambios en el estilo de vida, por lo tanto, no sería extraño que necesitara medicamentos (tal vez dos o más) para alcanzar los valores de PA buscados.

Junto con la PA, es importante estar atento a los valores del colesterol. El objetivo es que el valor del colesterol total sea inferior a 200. El HDL (colesterol “bueno”) deberá ser mayor de 45, el LDL (colesterol “malo”), inferior a 100 (inferior a 70 SI usted ha sufrido un ataque al corazón), y los triglicéridos deben estar por debajo de 150. Deberá controlarse el colesterol una o dos veces al año. Igual que sucede con el autocontrol de la PA, es necesario hacer cambios en el estilo de vida para controlar el colesterol y es posible que se le receten medicamentos para ayudarlo a alcanzar los valores deseados.

La actividad física habitual no solo favorecerá la PA y el colesterol, también puede ayudarlo a mejorar el control de la diabetes en general. Hacer “actividad física” no significa correr un maratón, pero significa moverse cada día más. Trate de hacer 30 minutos diarios de actividad y recuerde que no tienen que ser continuos, es suficiente con que haga actividad física durante períodos breves a lo largo del día. Siempre que le sea posible, trate de usar las escaleras en vez del ascensor o las escaleras mecánicas. Estacione su auto lejos de la entrada del lugar al que se dirige. Cuando vaya de compras, camine todos los pasillos de la tienda. Mi nueva sugerencia preferida proviene de uno de mis pacientes: en la oficina, levántese y camine hasta donde estén sus colegas para hacer las preguntas personalmente en vez de enviar un correo electrónico.

Quiero que todos recuerden algo acerca de los medicamentos: con frecuencia son necesarios para alcanzar y mantener un buen control de la PA y el LDL, pero que necesite medicación no significa que haya fracasado en el cuidado de sí mismo ni que su afección esté empeorando. Solo significa que se necesita un poco más de ayuda para que usted pueda controlar su diabetes.

Entonces, ¿qué le parece? ¿Está dispuesto a unirse al juego de los números de la diabetes?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s