Uncategorized

Hartazgo de la diabetes

Por Eileen B. Wyner, enfermera practicante
Bulfinch Medical Group

Eileen Wyner, NP

“Me rindo”. “Me cansé de hacer esto todos los días”. ¿Cuántas veces hemos dicho esto? Este invierno que parece no terminar ciertamente me ha hecho sentir así, en especial todos esos días en que el tren suburbano de la línea Needham llegó tarde o, más a menudo, nunca llegó. En esos momentos, mis opciones eran volverme a casa (lo que realmente no era una opción) o marchar penosamente hasta la línea naranja (junto con todos mis otros amigos del viaje en tren). Cualquiera fuera la opción que eligiera, habría inconvenientes o bien para mis compañeros de trabajo y mis pacientes o bien para mí, pero ninguna consecuencia que pudiera poner la vida en peligro.

Cuando se tienen diabetes y ganas de rendirse, las posibles repercusiones son mucho más graves y pueden incluir nuevas complicaciones o empeoramiento de las ya conocidas, como una enfermedad cardíaca, un derrame cerebral, ceguera y enfermedad renal. Las personas que tienen estos sentimientos respecto de su diabetes con frecuencia están atravesando algo que llamamos “hartazgo de la diabetes” (DB, por sus siglas en inglés). Esto significa que se sienten abrumadas o exhaustas de tener que cuidar de sí mismas. Este sentimiento puede durar días o semanas, o ser intermitente. Sin embargo, cuanto más tiempo pase sin intervención, mayor es la posibilidad de que su control de la diabetes empeore.

Quiero que quede bien claro: es absolutamente comprensible que a veces sienta deseos de abandonar el cuidado personal de la diabetes. Casi todos los diabéticos se sienten ocasionalmente frustrados y desesperados, y algunos más que otros. Cuidar de uno mismo y de la diabetes es un arduo trabajo de tiempo completo y tiene mayor prioridad que ninguna otra cosa en su vida. El cuidado personal diario incluye cosas como controlar el azúcar en la sangre, tomar los medicamentos, estar atento a la ingesta de carbohidratos y hacer ejercicio físico. En ocasiones, sencillamente no tiene la energía o la motivación para hacer todo esto todo el tiempo.

Aquí está la clave: lo más importante para tener presente cuando sienta de esta manera es reconocer los sentimientos y saber que hay personas y estrategias a su disposición que lo ayudarán a superarlos. También es importante tener presentes algunos signos que pueden indicar que está atravesando un período de DB. Es posible que usted no perciba nada diferente, pero las personas que comparten su vida quizá noten que hay cosas que han cambiado. Es posible que no esté controlando el azúcar en la sangre con la frecuencia acostumbrada, que esté descuidándose en la elección de su alimentación o, incluso, que sea menos preciso en los momentos y las tomas de sus píldoras o sus inyecciones. En las circunstancias más adversas, es posible, incluso, que deje de hacer todas estas cosas.
Ahora que conoce estos comportamientos, puede trabajar para mejorar la situación. Estas son algunas estrategias que puede implementar cuando se sienta exhausto:

1. Admitir lo que siente. No se avergüence de estos sentimientos. Lleve un diario que lo ayude a observar las cosas en perspectiva.

2. Hable con su proveedor de atención de la salud. Él le ayudará a manejar estos sentimientos.

3. Busque apoyo. Deje que sus familiares y amigos conozcan sus esfuerzos y permítales ayudarlo: ellos se preocupan por usted y desean acompañarlo. También puede unirse a un grupo de apoyo y trabajar con ellos.

4. Identifique los obstáculos. Dese cuenta de que a veces suceden cosas que no puede controlar. Es posible que tenga fluctuaciones en las concentraciones de azúcar en la sangre o que no pueda comer en la forma exacta en la que quisiera. Solo debe hacer lo mejor que pueda y seguir adelante.

5. Confeccione una lista de todo lo que debe hacer para el control personal de su diabetes. Eso le ayudará a permanecer concentrado en su objetivo.

Una vez diagnosticada, la diabetes no desaparece. Puede cerrar los ojos y golpear sus talones tres veces, pero cuando abra los ojos, todavía tendrá diabetes. Es el trabajo al que no puede renunciar. Mi deseo es que siempre logre acercarse a aquellas personas en su vida que le ayuden a hacer que el día de trabajo resulte un poco más sencillo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s