Uncategorized

El papel de la glucosa postprandial

Por el Dr. Enrico Cagliero
Centro de diabetes del MGH

Cuando comienzan con el plan de tratamiento para la diabetes, tanto los pacientes como sus familias a menudo descubren que están agregando una serie de palabras a su vocabulario y aprendiendo términos médicos. Entender qué significan estas palabras y qué papel desempeñan en su plan de atención médica es una herramienta importante que capacita a los pacientes en el control de su diabetes. “Glucosa posprandial” es un buen ejemplo.

“Posprandial” significa “después de las comidas” y “glucosa” es, por supuesto, “azúcar”. Pero en conjunto, glucosa posprandial se refiere a la concentración de glucosa en la sangre después de una comida.

Las concentraciones de glucosa en la sangre varían a lo largo del día y suben después de comer. En las personas no diabéticas, las concentraciones de glucosa en la sangre están entre los 80 y los 130 o 140 mg/dl, pero no suben mucho más porque sus organismos producen insulina para controlarlas. En las personas diabéticas, que no producen insulina o tienen dificultades para responder a ella, las concentraciones de glucosa en la sangre pueden ser mucho más elevadas, digamos en un intervalo entre 200 y 300 mg/dl después de una comida. Las personas que solo hacen la prueba de sus azúcares en la sangre por la mañana, antes de comer algo (glucosa en ayunas) dejan de lado esta fluctuación.

¿Cómo encaja la glucosa posprandial en la atención de la diabetes? Dado que lo más probable es que los pacientes con diabetes de tipo 1 usen un tipo de insulina de acción rápida antes de las comidas, la lectura posprandial es muy importante en estos pacientes porque permite verificar qué sucede después de comer. En función de las lecturas de la glucosa posprandial ajustamos también las dosis de los medicamentos y de la insulina para algunos pacientes, por ejemplo, las embarazadas. Por último, en el caso de los pacientes con diabetes de tipo 2, que se aplican múltiples inyecciones de insulina, queremos asegurarnos de que la dosis de insulina sea suficiente para cubrir sus comidas.

Dicho esto, queda claro que los planes para el control de la diabetes no son talle único sino que varían de un paciente a otro y se personalizan para satisfacer las necesidades específicas de cada paciente.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s